MALLO LAS PEÑAS 2.656 m. CARA SUR. VÍA CÉSAR PÉREZ DE TUDELA

Ayer fue un día frío y borrascoso poco propicio para el pirineísmo. Sin embargo yo cogí el autobús y me fui a Yésero. Remonté el barranco del Infierno hasta llegar al pie de Sabocos y el Mallo Las Peñas (2.656 m), a la derecha (este) de Sabocos. Eran casi las doce y el viento azotaba las cumbres formando torbellinos de nieve. Hacía años que yo quería escalar esa formidable cara sur, alta de unos 800 m, con su lengua de nieve entre los cortados, pendiente variable entre 40 y 60º. Chequeé la nieve y estaba perfecta, amistosa y consistente por el frío pero sin llegar a estar helada. Me puse el casco, los crampones, y bien abrigado, con los dos piolets, la remonté en tres horas desde el último refugio (La Jueva, 1.600 m) hasta la cumbre. Con la nieve helada sería una ruta de tremenda exposición en la que si te caes, vas hasta abajo, pero ayer los hierros entraban de maravilla y me daban confort y seguridad.
Para bajar descendí por el corredor de la ruta normal cerca del Forato de los Diaples y los puertos de Gavín.
En total fueron diez horas NON STOP y 1.700 metros de desnivel.

MALLO LAS PEÑAS 2.656 m (Sierra de Tendeñera)
CARA SUR (Primera ascensión). VÍA DEDICADA A CÉSAR PÉREZ DE TUDELA
800 m/40/60º
Material: Casco, crampones y dos piolets.
3 horas de escalada, cinco desde el valle.

Es un trazado directo, evidente y natural. Exigente en lo físico pero poco técnico.
Compromiso y resolución. No intentar con la nieve helada. No hay escapes y el abandono sería delicado por las dimensiones e inclinación de la cara sur, en un pico muy escarpado por todas sus vertientes.
Dedico esta modesta pero elegante vía a mi admirado, y querido amigo, César Pérez de Tudela, por su ejemplo y testimonio de proximidad, por generar proyectos e ilusiones, y en agradecimiento por su decidido apoyo al homenaje a los escaladores aragoneses Alberto Rabadá y Ernesto Navarro en el 50 aniversario de su muerte en la cara norte del Eiger.

Jesús Vallés, 30 de abril de 2016
FOTOS: https://picasaweb.google.com/101104547945607131781/6279811797552907121

Enhorabuena

Enhorabuena Jesús, veo que no paras y sigues en forma como siempre.

Buen nivel pirenaíco!

Enhorabuena Jesús: no te acompañé porque el tiempo lo daban malo, pero pensé con cierta inquietud en lo que proponías hacer. Bueno, todo te salió bien y hay que felicitarte por la tenacidad pirenaica que todavía conservas, una filosofia en vías de extinción dados los tiempos que corren.
A ver si Cesar se anima y viene más con nosotros, con esta dedicatoría tiene menos escusa!.
Un abrazo
Fernando Orús

Buena ascensión propia de

Buena ascensión propia de un experto pirineista, y buen paquete de nieve . felicidades.

PRECIOSO RECONOCIMIENTO

No has podido elegir mejor reconocimiento y homenaje para resaltar la valía de César Pérez de Tudela, buen alpinista, y mejor persona. Se merece tener una vía con su nombre. Creo que has hecho justicia con esta persona que, en mi opinión, está, injustamente, demasiado olvidado.

Chapeau !!

CÉSAR CONTENTO Y AGRADECIDO

Querido Jesús. Felicidades por esa ruta que parece de verdadera categoría. Te agradezco una enormidad que me la dediques, lo que implica que tendré que subirla cuando se pueda en tu experta compañía, siendo un importante empleo alpino, ya que la estimo muy larga, con esos 1.700 metros de desnivel. Espero estar en buena forma cuando lo intente. Te he llamado al móvil y al fijo sin resultado. Seguimos en comunicación y un fuerte abrazo con mi agradecimiento.

buena currada, y en

buena currada, y en solitario, es que esas palizas no son para cualquiera, hay que ir muy motivado y entrenado.
enhorabuena
Félix

Atencion

Jesus: En estas fechas yendo solo mucho cuidado en los fondos de los valles riachuelos y barranqueras,los cauces están tapados y frágiles, un agujero y que la suerte te acompañe. Un abrazo ,mejor acompañado.-

LO TENGO MUY EN CUENTA

Si que en esta época se hunde la nieve de golpe y te puedes caer a una oquedad o un barranco, gracias Javier.
Por suerte es una montaña cuya ruta normal conozco bastante bien ya que tiene un paso crítico que permite salvar unas barreras de cortados.
Félix: Pues no estuve tan solo ya que cuando estaba llegando a la cabaña de La Jueva (1.600 m), me crucé con un numeroso grupo de corredores de montaña que preparaban una prueba que se hace por San Bartolomé de Gavín y el collado de Loba. Me parece que había alguno del club Pirineos. Así ya les dije la cara que iba a intentar escalar y ellos me advirtieron que tuviera cuidado con el vendaval.

Página ideada y mantenida por Jesús Yarza García
Powered by Drupal