ARRIEL 2.822 m. CORREDOR OESTE Y ARISTA SUR-OESTE

Bernar es un amiguete de Almería que se toma unas cortas vacaciones en los Pirineos. Nuestro campo base ha sido el refugio de Piedrafita, y nos reunimos con Miguel (Pamplona) y Alberto (Sallent de Gállego) temprano al amanecer en el embalse de La Sarra. Remontamos el Aguas Limpias y nos desviamos por el pintoresco Valle de Soba hasta el pie de la cara oeste. Hay varios corredores y escogemos el que aparenta mayor continuidad e innivación (40/55º). Alberto cramponea por una banda suspendida, bastante aérea, un poco más pendiente todavía. Él y Miguel apuran disfrutando del abismo mientras Bernar y yo nos encaramamos en la cresta, noble y amistosa donde el sol nos acaricia en una agradable trepada hasta la cumbre (II/IIIº).
El descenso es un destrepe por roca y nieve que exige concentración (IIº). Del collado todavía subimos al Petit Arriel 2.684 m. Es hora de ir bajando pero Alberto sale pitando por unas crestas hacia el oeste, Picos de Soba, 2.500 m, qué tío, está superfuerte! Un par de horas más tarde nos atizamos buenos vasazos de vino y cervezas en el bar de La Sarra. Bernar está satisfecho, mañana se va al Taillón. Ayer subimos el Anayet y el Vértice que Bernar tenía pendientes del año pasado.
Por otra parte estamos tristes y cabreados. Los maulas esos de Sendero Límite están instalando otra línea de parabolts en la cara sur del Anayet. Tiraban piedras y se escuchaba el trepidar de la taladradora industrial. Como no se atreven a repetir la vía que abrió Ursi hace cuarenta años recurren a esas artimañas que nada tienen que ver con la escalada, degradando el Anayet y transformándolo en una especie de rocódromo. Esto del taladro es una plaga, una especie de lepra que está colonizando todas las paredes del Valle de Tena, un terreno domesticado y descafeinado que Sendero Límite les está robando a los escaladores del mañana. Hace unos días me encontré con el alcalde de Calcena, Mariano Miguel, un gran tipo que organiza la famosa "Calcenada". El hombre me contó que les ha pedido a los del albergue que dejen de perforar las peñas pero no le hacen caso, quieren meter más y más parabolts, y eso que en Calcena, aunque parezca increíble, ya se han equipado unas 500 vías!
FOTOS ARRIEL:
https://picasaweb.google.com/101104547945607131781/6299101605232737505

Página ideada y mantenida por Jesús Yarza García
Powered by Drupal