Peña Predicadera, peña para valientes (todavía).

Lalo Prado me ha comentado que peña Predicadera, o “la Predicadera” a secas, como solemos llamarla los escaladores, es una toponimia que no coincide con la tradicional de la zona. Los de allí la llaman al parecer “peña de los Monjes”, o algo muy parecido. “la Predicadera”, (de predicador, púlpito para predicar…) en todo caso, una denominación también en línea con la historia antigua de esta zona de Guara, tan vinculada a la vida monacal de otros tiempos.
Fue Maximiliano Garragala, “el makis”, quien me habló por primera vez de esta singular muralla, de ésto hace muchos años, quizás treinta. Me dio una ficha de la pared con más de 10 vías abiertas por él y sus compañeros. Las vías, además de difíciles, con largos pasajes en placa o fisura sin posibilidad de clavar, obligaban a poner buriles allí donde era posible restablecerse… Lo tomé en serio porque “el makis”, sabía, y sabe, escalar…También me habló de un complicado acceso por las carreteras secundarias de sierra Guara. Total, un pequeño arcano meritorio. Solo hasta tiempos recientes he escalado en la Predicadera.
La Predicadera es una muralla de conglomerado compacto de unos 180 m de altura máxima, con relieves favorables para la escalada en sus muros empinados pero no verticales del todo, que determinan la dificultad. Por supuesto, también hay extraplomos y techos que obligan a acrobacias de artificial.
Sus primeros escaladores fueron grandes trepadores, sin duda audaces, valientes; se aventuraron en muros compactos en los que es difícil adivinar como subirlos y si se podrán proteger con algún seguro que nos dé la moral y la fuerza psicológica con la que continuar… Creo que los veteranos sabéis bien de que sensaciones hablo. Desde estas líneas, mi reconocimiento para estos pioneros por sus bravas escaladas.
El pasado día de “Todos Santos”, Lalo Prado, Ángel Sonseca, Goyo Martínez y yo subimos el “Espolón Guanchinfú” (150m D+), una bella ruta que discurre por la zona izquierda de la pared y que se ha convertido en una de las más clásicas y repetidas de la Predicadera, hoy equipada con paraboles para solaz y disfrute de la tribu reservista. Pero hay muchas otras vías en la Predicadera para valientes todavía…¡ánimo!.

Fernando Orús

Van seguidamente unas fotos nuestras y varias fichas de Internet, donde existe ya abundante información para los interesados.

Fotos: https://photos.app.goo.gl/OQdP2nzbZRf1TXCs1

Hermosas paredes y

Hermosas paredes y felicidades por tan perseverante espíritu de seguir formando cordadas. salU2

CONOZCO JABALI ERRANTE

Pues esas vias fueron abiertas en estilo "Montserratino" con mucho coraje y destreza...

Página ideada y mantenida por Jesús Yarza García
Powered by Drupal