Espelunciecha y Arroyeras, picos en el entorno del Anayet

Los picos Espelunciecha (2399m) y Arroyeras (2557m) cierran por el Oeste el barranco de Culibillas, para abrirlo seguidamente en los praderíos de la mallata y lagos de Anayet (2200m). Es un bello entorno natural de nuestras montañas conocido por todos vosotros, aficionados al pirineismo. Preside el pico Anayet, el pitón volcánico de andesita referente de este macizo.
El pasado 1 de mayo, Angel Sonseca y yo hemos subido ambos picos, ascendiendo con esquís al pie desde el aparcamiento mismo de Portalet (1800m), algo poco frecuente en las fechas de estación avanzada en que estamos.
El tiempo inestable o malo ha barrido con temporales el invierno y la primavera; nos ha dejado un paquetón de nieve persistente en estas fechas tardías del calendario. Este “puente” del Primero de Mayo no ha sido una excepción, tiempo chungo, que ha encadenado con las continuas y abundantes nevadas caídas sobre todo en los fines de semana.
Una noticia aparecía ayer, esta temporada se han reducido los rescates invernales de alpinistas en un 30%, según informa la Guardia Civil, fundamentalmente por la limitación del número de montañeros en nuestras cimas por causa del mal tiempo.
Pico Espelunciecha.
Del Portalet salimos tarde, 10h30, subimos por el barranco de Espelunciecha , terreno “domesticado” de la estación de Formigal, hasta la base del pico, y por la empinada pala noreste hasta la arista de cumbre.
Cima en poco más de dos horas y con un día radiante, magnifico, evolucionado desde una mañana fría y nebulosa que nos ha hecho desistir hoy de otras cimas en la vertiente francesa.
Un ratito de reposo compartiendo esta concurrida cumbre con otros montañeros, y Ángel me insiste y convence de continuar excursión hacia el pico Arroyeras, que desde aquí observamos, refulgente, magnifico.
En un suspiro, esquiamos hasta los llanosde la mallata de Anayet, disfrutando en cuerpo y alma de estas pendientes, antes de que casi sin darnos cuenta haya que poner otra vez las pieles en las tablas y reanudar el ejercicio estoico y paciente del foqueo hacia la cima del pico Arroyeras.
Pico Arroyeras.
Es tarde, pasadas las 13h, y la prudencia aconseja (ad moscan…) alejarse de las laderas del pico y los tubos de Arroyeras, que ofrecen una huella bien marcada pero amenazada por viseras y nieves colgadas, que pueden venirse abajo en cualquier momento, reforzando las coladas principales que se observa han caído estos días.
Collado Arroyeras o de las Negras, un grupo de raqueteros calza crampones para subir las pendientes cimeras, un centenar de metros de prominencia, empinados y con caída de más de 400m hacia el valle de Izas, asi que cuidadin, cuidadin…
Nosotros seguimos con las tablas al pie sobre nieves primavera que enseguida, joder, me forman zuecos de nieve inconvenientes y agotadores; la cera que les hemos dado más abajo no ha resultado eficiente del todo. Dejo las tablas en unas rocas de la izquierda y sigo a pie hasta la cima.
La cima es una arista nevada sin encanto especial pero que ofrece unas vistas extraordinarias sobre el paisaje circundante: Anayet, Midi, Balaitus, Infiernos, y en fin, más cerca, Pala de Ip, impresionante muralla de dimensiones casi alpinas, donde Ursi abrió en 1983 las escaladas más difíciles del valle, hoy vestida todavía de apariencia invernal.
Descenso, regreso
Esquiamos las primeras pendientes disfrutando con nieves perfectas; collado, pendiente hacia la izquierda, magnifico. Pero todo se acaba pronto, 300m escasos de desnivel hasta la mallata de Anayet y seguidamente media ladera, comprometida, contorneando el pico Espelunciecha por sus pendientes sur, en lo alto del barranco de Culibillas. Son pendientes colgadas, abruptas y hoy barridas por coladas de nieve inquietante.
Después hay que subir al collado de Espelunciecha para volver a Portalet, casi un centenar de metros de desnivel que pesan ya en estas primeras horas de la tarde. Luego esquiamos hasta las pistas del barranco de Espelunciecha con peores nieves, algo costrudas ya por efecto del frío que empieza a echarse.
En los últimos giros, sufro un tirón en el gemelo derecho y bajo hasta el coche medio “lisiao”, pero afortunadamente, nada que no curen dos o tres semanas de baja deportiva y que me prive de escribiros estas líneas.
-----
Ascensión de esquí de montaña fácil en términos generales. Desnivel: 1151m. Distancia 14,1 Kms. Horario 6h 16. Tiempo excelente, soleado, sin viento ni frío, buena visibilidad. Nieve primavera (no cuchillas, ni crampones), riesgo de aludes 1 pasando a 3 en la tarde, coladas por la nieve reciente del puente.
Las mejores referencias técnicas están en la guía “Rutas con esquís Pirineo aragonés”, Tomo I, de Jorge Garcia-Dihins. Edit. Prames, 2013
Fernando Orús
Fotos: https://photos.app.goo.gl/4w8RmOObCscDxI182

Página ideada y mantenida por Jesús Yarza García
Powered by Drupal