Clásicos de ayer y hoy...

Morata 17 de diciembre de 2019. Macizo del Ali. Vía “Clásicos de ayer y hoy”.

Para los seres humanos, la ley física más importante de todas es la gravedad, impera sobre todo cuanto hacemos… una minúscula presa se rompe, y yo, que en ese momento hago equilibrio a sus expensas, caigo por la placa empinada que intentaba escalar. Caigo: velocidad, susto, retención, suspenso… Goito Villarig me ha parado… Sin consecuencias mayores, me reincorporo y vuelvo a subir.
Hoy escalamos tres amigos; la nuestra es una amistad nada improvisada, de las que antes llamábamos “de toda la vida”, Goito Villarig, Javier Ortega “gafin” y yo. Subimos por una ruta no muy antigua pero que ya ha devenido en clásica, en mi opinión merecidamente y que hace honor a su nombre premonitorio: “Clásicos de ayer y hoy”. Es una vía interesante, más de lo que parece desde abajo mismo. Las guías de Morata no dan referencias sobre cuando se escaló por vez primera y quienes lo hicieron. Son datos de un interés relativo pero que lo va ganando con los años, sobre todo ahora, en que existe una escalada casi por cada metro de esta muralla con vías que parecen hechas con impresora 3D.
Tres largos, cima de la pared, foto de cordada y destrepe por la derecha hasta el pie de vía, donde nos esperan nuestros compañeros Antonio Francia, Javier Vera y Manuel Rubio.
La escalada siempre fue una comedia dramática, pero hoy el disfrute le está ganando la partida al sufrimiento.

Fernando Orús

*Fotos, ficha y tal…: https://photos.app.goo.gl/eX39q1CgyFkCBbrh9

*Otro comentario sobre esta vía en la página “Anayet (Eduardo Teba)”: https://anayet-eduardoteba.blogspot.com/2019/11/morata-de-jalon-vias-la-...

Desde el exilio , que vacía

Desde el exilio , que vacía quedan las montañas ,sin la compañía humana, salu2

Gran compañero.

Gregorio Villarig,
Goyito es un gran compañero. He tenido la suerte de compartir con él algunas bonitas aventuras. Ese no soltara nunca la cuerda, ja, ja!)

Un buen día

Un día disfrutando con amigos en el monte. Fernando cae y un puente de roca que aprovechó oportunamente aguanta la caída y por supuesto Goito estaba al quite asegurando. Pero, casí siempre hay un pero, al verlo caer me inquieto un poco porque no es una caída limpia, hace un pequeño pendulo y la cuerda roza por la pared más de lo que nos gustaría. Por lo demás bien, acabando con una buena comida en el refugio de Morata en buena compañia.

Página ideada y mantenida por Jesús Yarza García
Powered by Drupal