Tozal de Guara, por Calcón.

Una vez mas se nos encoge el estómago, escuchando las primeras noticias del dia mientras nos dirgimos hacia la sierra de Guara, esta vez son un parapentista y una barranquista que sumados a los de las Frondellas nos hacen hablar largo y tendido sobre el alubión de información y de oferta para realizar actividades de riesgo a gente no familiarizada con los mismos, aun a pesar de ir con un guia titulado, pensamos que siempre exixte un punto en que la destreza del guia no es suficiente y posíblemente los conocimientos y la preparación individual de los practicantes rebajarian noticias tan sobrecogedoras, llegamos al acuerdo de no minimizar ninguna dificultad, ni riesgo de las actividades que realicemos, ni si quiera tomando cañas, que puedan llevar a una idea errónea de una actividad ya sea a un oyente activo o pasivo.
Ahora toca actividad, escursión expiatoria (ayer hubo comilona), y de sensación extraña, ¿estaremos volviendo a los tiempos de Menville?, en los que eran los foráneos los que mas conocian nuestra casa, poca o nula la gente de la capital del Reino que se prodiga por estos pagos.
Empezamos a las siete a caminar, con el dia de calor de ayer, no queremos acabar "pajaritos", la primera mitad de la ascensión se realiza a la sombra por la garganta del Calcón hasta el prado de los Hongos, como vamos bién nos atrevemos con la cuesta "rompechulos" que desemboca entre la fuente del Chinebro y el mencionado prado.
Ganamos un colladete a la derecha en el que las vistas se magnifican y nombres como Vadiello, Borón, Gabardiella, Gratal, Fragineto y un largo etc.toman forma, ganamos un segundo llano através de unas sencillas trapadas y nos encontramos con un desvio con dos direcciones posibles, por el Abadejo ó por la Pedrera, recomendamos la primera.
En fuerte y continuo desnivel llegamos a la cresta que sube del collado de Petrañales y que no dejaremos hasta la cima. A nuestros pies el valle de Nocito y poco mas, las calinas solo nos dejan presumir el Pirineo, llevamos 3 horas 50 minutos cuando llegamos a la cumbre, técnicamente 1.200 metros de desnivel, unos pocos mas acumulados por el sube y baja de la Tejeria a Fabanas y al Calcón, fotos, refrigerio y patapúm pabajo, nunca mejor dicho, nos lanzamos por la canal del Abadejo y en un abrir y cerra de ojos 500 metros de desnivel, ya está muy descarnada pero se encuentran tramos en que la caliza menuda te hace disfrutar.
El resto del descenso, tieso, raro, boscoso y con la impronta de Guara, siempre te llevas unos arañazos de regalo, el camino acaba por el barranco de la Muarra, genial barranco, donde hemos visto ejemplares de cabra.
En siete horas estamos en el coche.
" GUARA TAMBIÉN EXISTE ", afortunadamente no solo son barrancos.
Os'estalentaos de Jesús Obrero, esta vez José Luis Malúmbres " Josele " y Félix Miranda " Grandaz ".

Página ideada y mantenida por Jesús Yarza García
Powered by Drupal