Escalada “aperitivo” en la Grieta de los Búhos mezalochina

Escalada “aperitivo” en la Grieta de los Búhos mezalochina La Grieta de los Búhos es una escalada de 1952 de Angel López “Cintero” y José Antonio Bescos que discurre por una profunda hendidura abierta en la cara Sur de la peña del Moro. Fue una de la primeras vías abiertas en Mezalocha y desde entonces se ha venido recorriendo con regularidad por varias generaciones de escaladores, sobre todo desde que a principios de los años 90 el propio Cintero la reequipara con algunos paraboles en sustitución de los vetustos seguros que marcaban la vía. Hoy es una de las grandes clásicas mezalochinas. Cada vez me resulta más complicado encontrar momento y compañero para recorrer estas vías que en su humildad tanto estimo. Quizás los años me vayan empujando hacia esos rincones de la nostalgia y del sentido romántico de la escalada. En esta mañana de invierno, de frío intenso y sol legañoso, hemos venido temprano a Mezalocha Jesús Yarza y yo. Jesús trabaja en turmo de tarde, asi que hoy haremos una especie de escalada “aperitivo” en estas rocas que juntos recorremos desde hace más de 40 años. Desde la presa del pantano seguimos la senda que alcanza los canchales de la peña del Águila y poco después la dolomítica muralla oeste de la peña del Moro, sobrecogedora en su reto permanente de escaladas imposibles. Rebasada esta muralla el sol nos revela la estampa sur de la peña. Subimos por la canal abierta entre los farallones inferiores de la pared. La zona disfruta de un microclima sorprendente y tras remontar la canal, arbolada, medio vegetal, medio rocosa, y que a mi me sugiere cierto ambiente de selva , nos preparamos para la escalada desde la terraza “Paraíso”, un reposo conciliador debajo de los muros que queremos subir. La Grieta de los Búhos comienza por una primera fisura vertical de unos 7 metros de altura que extraploma ligeramente en lo alto. Es el típico paso en el que según vas ascendiendo se van complicando la cosas, agotándose después las posibilidades evidentes de escalarlo. En tiempos, el miedo a una caída hasta el rellano que da pie a la vía contribuía decisivamente a una percepción emocional de dificultad. Actualmente un parabol colocado en el punto donde el estrés empieza a avisar de que la cosa va en serio (V+) serena los ánimos y da fuerzas para rematar el paso. Desde la primera reunión veo como Jesús ultíma el largo y atraviesa hasta la repisa donde lo espero. Culmina un largo donde se equilibran varias características que reputan el interés de esta escalada: la dificultad obligatoria no es muy alta pero si bastante técnica: oposición exterior en la entrada (V+); algo de chimenea fácil después, subiendo hacia lo profundo de la grieta (IV) en un ambiente cavernicola de guanos y penumbra; de ahí salimos por una fisura aérea, de aspecto algo intimidante pero que resulta luego más fácil de lo que a primera vista parece (IV+); unos metros más arriba la abandonamos en favor de los muros de la derecha por los que se escalará hasta la misma cima. La fisura de la Grieta de los Bùhos la escalaron en su integridad Antonio Virgili (más conocido entre los amigos como “el Ogro Calvirote”) y Antonio Lacasta, en el curso de una de las primeras repeticiones, resultando una variante que no ha vuelto a repetirse dada la poca calidad de la roca y que solo pudo ser escalada gracias a la metódica tenacidad del “Ogro”. Fue bautizada como “Directa de los Búhos”. En el segundo largo hay un paso vertical equipado con un clavo histórico. Nunca he podido hacer el paso sin agarrarme al clavo. Se entra bien pero en seguida todo se complica...Encima se llega a una cornisa que indica el final de la progresión vertical (IV+ a V/A0). Cruzando horizontalmente una fisura y siguiendo después en diagonal, alcanzamos el último muro, a base de bloques y “regletas”, de una bonita roca gris muy adherente pero algo descompuesta (atención, pues). Puede hacerse reunión en un exiguo rellano, equipado con dos paraboles, debajo mismo del remate de la muralla, lo que permite disfrutar de la escalada del compañero y después también bajar al pie de la pared mediante un rapel de 30 metros, aunque ésto normalmente nos privará del ese pequeño momento mágico de la cumbre. Aviso para escaladores: un nuevo cartel-aviso se ha puesto en la entrada del camino al barranco del Hocino, advirtiendo sobre la prohibición legal de escalar desde el 15 de Marzo al 15 de Septiembre “para preservar las especies de fauna amenazada” (ver foto del cartel adjunta). Me entero bien y os lo cuento. Fernando Orús. Fotos: http://picasaweb.google.com/jesusyarza/Grieta?feat=directlink

Peña del Moro

Lo lamentable del caso es que en el cartel aparece el logo de la FAM, que debería proteger los intereses de los escaladores que son los que la mantienen con sus cuotas. Ya que no hay un estudio cientifico y riguroso que afirme  que la practica de la escalada en Mezalocha es perjudicial para la protección de las aves. En mi opinión el escalador y el ave se toleran mutuamente con su indiferencia, cada uno va a lo suyo. Al estar las vías equipadas no se molesta con los sonidos del martillo, y al ser cortas se esta poco tiempo en la pared, y que a Mezalocha vamos cuatro nostálgicos. Doy la razón a Ambrosio cuando dice que hay muchas prácticas húmanas más nocivas para el medio ambiente y que las adiminstraciones no hacen nada para evitarlo. La DGA tiene una doble moral, no deja escalar, no deja ir con coche por ciertas pistas en el Pirineo por que es un atentado ecologico, pero su grupo Aramon puede cargarse el Pirineo ampliando estaciones de esqui y urbanizando praderas pirinaicas sin ningun miramiento.

DE ACUERDO CONTIGO AMBROSIO.

Habrá que esperar a que Fernando amplie y precise los terminos y delimitación de la zona prohibida. Lo que sí puedo asegurarte es que la administración posee abundante legislación para decretar las prohibiciones y restricciones que estime convenientes para preservar el entorno natural.
No obstante, hay escaladores que están jugando con fuego y tensando la cuerda, provocando y desafiando a la administración y el día en que los APN (Agentes de Protección de la Naturaleza), se deciden a actuar, colocan el cartel y ponen a un guarda y se acabó escalar allí al menos durante seis meses al año.
Este verano, un par de gilipollas escaladores han abierto una "nueva" vía, otra más, la nº 72 ya, en el Gallinero, una vía con largos comunes con otras ya abiertas, que se entrecruza y comparte reuniones. Han colocado 17 taladros con parabolt.
Al final van a conseguir que se prohíba escalar en Ordesa. Al tiempo.

Fernando, si te resulta

Fernando, si te resulta difícil encontrar compañero y te apetece que te acompañe, no dudes en escribirme para escalar estas vías.
alexpuyo (arroba) hotmail (punto) com

Un saludo,
Álex

animales

El que no dejen escalar en Riglos de febrero a mayo esta al caer.Como sigamos tragando y no lo remedien los guardias civiles que van alli a entrenarse no va a tener marcha atras.Hay que preparar una asociacion de escaladores maltratados por la administracion,discriminados por nuestra aficion por lo vertical,tenemos que revindicar nuestro nicho ecologico junto a las especies "rupicolas"(se dice asi Valles)Si hace falta para demostrarlo subiremos(los que los deje la parienta) como antaño a cortejar con las mozas por cuevas y cornisas,tendremos que decir que alli es donde nos "pavoneamos" mejor y hacemos mas facil el cortejo y la reproducion y si no vamos a ser una especie a estinguir y que no queremos vivir en en cautividad en los "rocozoodomos"

Página ideada y mantenida por Jesús Yarza García
Powered by Drupal